image
Un gallego en Nueva Zelanda
Fotos y texto Tamis
Dentro del crater del volcán Taranaki

Nueva Zelanda te conquista por todas partes,…….. y por supuesto que tiene defectos. Desde mi punto de vista, en ocasiones es demasiado anglosajón- norteamericano. Son algunos pueblos y zonas muy turísticos, pero sus virtudes superan sobradamente este defecto (había que decir algo no bueno).

Mi aventura se traslada a Auckland, ciudad de la isla norte de 1,5 millones de habitantes, la cuarta parte de la población del país. Con un aspecto muy moderno con su sky tower, desde donde, naturalmente, se lanzan. Siempre están haciendo cosas extrañas (para nosotros) y  radicales.

No es la apacible Wellintong pero es realmente tranquila para ser de 1,5 millones.

el Gran Taranaki

En el primer texto os hablé sobre una preciosidad de volcán solitario que quería subir, pues los dioses del tiempo me han permitido subirlo, y arrastré a Elisa conmigo. El monte Egmont o Taranaki, un volcán solitario que emerge desde una zona muy cercana al nivel del mar. Con 2518 metros, el desnivel a superar se acerca a los 2000 metros y eso gracias a una carretera que llega bastante arriba.

La actividad se hace un poco durilla (para los pegis jiji) y larga (8-9 horas), y la última parte es muy rocosa e inclinada. Desde su cima, o más bien su cráter, puedes ver el mar a un lado, y al otro, a lo lejos, la zona del Tongariro.  Sistema de volcanes activos y de paisaje increícle que es el próximo objetivo, del que hablaré en el siguiente capi. En este volcán, Taranaki, filmaron el “El último samurái”, haciéndolo pasar por el Fujillama. Por lo visto nevado es impresionante, y el interior del cráter es un tapón de nieve perpetua.NZ es increíblemente volcánica y todas las montañas de la isla norte son volcanes.

El Taranaki está situado en la parte central de la isla y desplazado al oeste cerca del mar. La única elevación importante en esta zona. La leyenda maorí cuenta que los volcanes con nieve son macho, y los que no tienen nieve, son hembra (Taranaki tiene nieve en el cráter, y blanco todo el invierno). Dicen que al guapo y estiloso Taranaki se le acercaban todas, lo que provocó los celos del resto de volcanes. Entonces decidieron apartarlo y desplazarlo cerca de la costa, lejos de ellas. Por eso, dice la leyenda, este volcán está solo y cerca del mar y el resto están todos juntos en el centro de la isla.Los maorís tienen leyendas realmente bonitas para explicarlo todo. Tienen una leyenda para cada cosa, que van transmitiendo de padres a hijos.