image
Noruega, donde habitan los Trolls (Escalada en hielo)
Por Santiago Millán

Nuestra entrada a Noruega es fría, no podía ser de otra forma, son las 24 horas y en el aeropuerto de Oslo no está ni el “gato”. Recogemos el coche de alquiler y nos dirigimos directamente hacia Rjukan, el lugar más popular en los últimos tiempos de la escalada en hielo de Noruega.

Nos levantamos muy tarde y nos vamos directamente vestidos de “romanos” a las zonas de escalada para tomarle la medida al hielo nórdico. En el lugar conocido como el puente de Vemork hay dos cascadas, una a la izquierda WI 4 y otra a la derecha WI 5, primero hacemos la de la izquierda (este año no he pinchado hielo aún y hay que ser cauto) y casi anocheciendo, por cierto que anochece muy temprano, hacemos la de la derecha, bonita y entretenida en un solo largo.

Llegamos de nuevo al hotel y bajamos a la cocina para preparar la comida. De repente me llaman por mi nombre en “guiri” y es mi amigo Andreas Klarstrom un sueco afincado en Noruega que conocí en Cahorros: (luego me enteré que se pidió unos días de vacaciones en su trabajo para coincidir conmigo aquí) Un tío genial

-¡Oye!, ¿Qué pensáis hacer mañana?
-Pues… Algo para ir haciéndonos a este hielo.

Andreas, nos propone Lipton WI7, famosa por su color y dificultad en el mundo entero, nos comenta que está formada y que no durarán mucho estas condiciones. Así que nos vamos a hacer al hielo de Noruega deprisita, aunque nosotros no decimos que no.

El día 4 de febrero, desayunamos como vikingos y nos vamos directamente a Lipton, primero la hace Andreas, es la cuarta vez este año y la curra en “solo”, le hacemos fotos desde el mirador de enfrente y luego nos toca a nosotros.

Empezamos metiendo la pata, o sea, Carlos la mete en el lago que precede a la cascada en cuestión, la visión es increíble, primero un resalte incomodo, luego muchos tubos y un free standing de 25 metros ligeramente desplomados, cayendo agua a manta, solo decir que a la mitad del largo me podía ver el caño de agua saliendo por mis codos, el segundo largo lo gestiona Carlos, también con un hielo muy húmedo e incomodo.

Al día siguiente, decidimos escalar Juvsoila WI 6, es la joya de Rjukan es bonita, esbelta y en un lugar privilegiado del valle, terminamos el día haciendo Nye Vemork WI 5.


QUE HACEMOS AHORA?... PUES IRNOS HACIA EL NORTE, A LA AVENTURA.

Por el camino hacemos una clásica famosa Grutnotefossen WI 5 y llegamos al pueblo minúsculo de Laerdal otro lugar solitario pero, eso si, tranquilo. (Solo vemos 3 o 4 personas y 10 o 15 cuervos, un “marchón”)

Vemos cascadas muy verticales, lejanas y bellas, hemos recorrido 450 Km. y estamos muy cansados, el siguiente día lo dedicamos a recorrer las zonas cercanas y a lo lejos vemos en el interior de un valle, llamado Mo una cascada que nos atrae por su belleza. Al entrar al valle nos acosan cascadas a derecha e izquierda, muchas no están del todo formadas y la que nos gusta parece que si lo está, entre los prismáticos y el zoom de la cámara deducimos que la columna del comienzo está formada.

Dudamos seriamente el atacarla, pero más triste seria no haberlo intentado y como dice la canción “PREFIERO NAUFRAGAR MIL VECES A NADAR EN EL MAR DE LA CALMA”

El día 9 de Febrero muy temprano entramos en el valle, el coche se nos sale de la carretera, lo dejamos en la cuneta y nada mas empezar las cuatro horas de aproximación a la cascada, cae una enorme piedra desde la ladera derecha del valle, parece como si una panda de Trolls le hubiera empujado porque no quieren que entremos en su territorio, hay un silencio sepulcral.

Llegamos debajo de la columna de 50 metros por la que comienza la cascada, desde lejos parecía mas corta. Comienzo uno de los largos más bonitos difíciles y delicados de mi vida, precioso, un WI 6 “ESPECTACULAR”. Seguimos por una campa de 120 metros hasta la base de la parte superior de la cascada, el segundo largo son 60 metros WI 4, el tercer largo son 60 metros WI 4+, aquí el hielo es perfecto, el cuarto largo son 50metros de WI 5, y el quinto largo son otros 50 metros de WI 5+ con un hielo liso, cristalino, rozando una igualdad casi absoluta con un espejo, solo rota por el golpe del crampón, realmente un hielo poco habitual y maravilloso.

Ya en la cumbre de la cascada nos colocamos las frontales bebemos la escasa agua que nos queda y empezamos a bajar, 10 abalakovs nos dejan en el lugar de donde partimos, nos rodean enormes bloques que se han caído durante el día, 0ºC no es la temperatura perfecta para una cascada y la gravedad vence. Salimos casi corriendo de allí, la aventura ha sido de 14 horas sin parar y estamos muy satisfechos.

De vuelta a Oslo le preguntamos a Andreas y sus amigos, ellos conocen casi todo lo que hay en Noruega y les enseñamos la cascada que hemos hecho, no tienen constancia de que estuviera abierta. Pero una vez en España, me llaman confirmando nuestra apertura:
ROHANFOSSEN 400 METROS WI 6 (dos andaluces realizan una primera mundial de grado 6 en las grandes Fossen Noruegas)




















Santi en el 4º largo de Rohanfossen
                            Carlos Carvajal en el 5º largo de Rohanfossen WI6
Rohan es el pueblo vikingo en la película del Señor de los Anillos, nos pareció un nombre apropiado y respetuoso con el lugar..

Santiago Millan y Carlos Carvajal