image
Consejos y aclaraciones sobre sacos de dormir
Según la norma europea EN 13537

Según la norma europea EN 13537 sobre requisitos de sacos de dormir, todos los sacos de dormir comercializados en la Unión Europea deben mostrar en su etiquetaje 3 temperaturas: la “temperatura extrema”, la “temperatura límite de confort” y la “temperatura de confort”

La “temperatura extrema es aquella a la que una mujer estándar que está temblando para aumentar su producción metabólica y en posición fetal para reducir las pérdidas de calor, puede aguantar hasta 6 horas dentro del saco antes de entrar en hipotermia.

La “temperatura límite de confort” es la que permite que un hombre estándar en posición fetal dentro del saco conserve su equilibrio térmico y no sienta frío.

La “temperatura de confort” es aquella a la que una mujer estándar y en una postura relajada dentro del saco no sentirá ni frío ni calor. Todas estas temperaturas se calculan siguiendo este procedimiento: en un laboratorio sin viento y con una humedad relativa de entre el 40 % y el 80 % se coloca un maniquí vestido con un chándal de dos piezas y calcetines dentro del saco a prueba, y éste a su vez se dispone sobre una colchoneta que reposa sobre una tabla de madera de 12 mm de espesor. Dado que en el exterior las condiciones no siempre son tan ideales y sobre todo pueden variar rápidamente, lo aconsejable es que compremos el saco tomando la “temperatura límite de confort” como la más baja a la que prevemos que podemos llegar a dormir. Esta elección nos da un margen de seguridad aceptable para los imprevistos tan habituales en el mundo de la montaña.

Calidad del relleno

Viene indicada por dos números que indican la proporción en peso del plumón ( duvet) ( 1ª cifra) respecto a las pequeñas plumas ( 2ª cifra) ejemp. 90/10 quiere decir 90% de plumon y 10% de plumas. La calidad del relleno junto con el gramaje ó peso total de la pluma, facilita el adecuado aislamiento.

¿Qué son los Cuin?

Los ‘Cuin’ (cubic inches o pulgadas cúbicas) son la unidad que se utiliza para medir el ‘Fill Power’ que es la capacidad de hinchado del plumón.

¿Cómo se mide el Fill Power? Se coge una onza (28,35 g) del plumón a probar y se coloca dentro de un cilindro calibrado transparente. Se deja que el plumón se hinche a su máxima capacidad, se coloca encima una tapa de 67,2 g durante 60 segundos para que ejerza presión y se mide el volumen que ocupa el plumón en la escala del cilindro. Cuanto mayor sea el número de ‘Cuins’, mayor es el poder de hinchado y la capacidad aislante del plumón. A mayor filling power superior aislamiento térmico, el poder de relleno varia entre 400 y 850 cuin.

¿Cómo elegir un saco de plumón?

Lo primero es conocer la calidad del plumón que contiene el saco. Deben figurar la calidad y el poder de hinchado (Fill power) del plumón. La mezcla debe contener un mínimo de 80-90% de auténtico plumón: cuantas menos plumitas mejor. El poder de hinchado (aislamiento) del plumón se expresa en ‘Cuin’ (pulgadas cúbicas) y cuantos más, mejor!.