image
Trekking Pirineos - Alpes franceses - 2012
Fotos y texto Fernando López Hidalgo
1º Actividad Via Sur directa de las Maladetas-Pico Abadias 280m, 6a+/V+A1

Tras acabar el viaje hasta el Pirineo, decidimos tirar directamente para arriba, como a las cinco de la tarde para así ahorrar un día.

Aproximación al ibón de Cregüeña, por el valle del mismo. Subida muy sostenida y con pendiente, aunque el camino está perfectamente marcado. Muy solitaria a diferencia de lo que es habitual en estas fechas en Pirineos.

Tardamos como unas 4 horas en llegar al ibón donde nos esperan unos magníficos vivacs de losas de granito, que más bien nos parecen habitaciones con embarcadero incluido.

Impresionante el sitio, rodeado de las paredes que pretendemos subir al día siguiente y encima muy muy solitario; más no se puede pedir. Nos instalamos en uno de los vivacs y descansamos para el día siguiente, que se espera muy duro.

Segundo dia 8 de Julio. Nos levantamos a las 6:00, dado que debemos aproximarnos a las paredes y todavía no tenemos claro cual es la vía desde la perspectiva del vivac. Al final la aproximación era más dura de lo que pensábamos y tardamos como 1h 30 en llegar al gran nevero que nos separa de la vía.

Nos ponemos los crampones y llegamos a la rimaya, donde empieza la vía. Ya solo el pasar este nevero me crea bastantes problemas dado que no llevo las botas adecuadas y la nieve esta muy dura. Hace bastante frío para esta época, calculamos que unos 5 grados y tengo que ponerme los pies de gato sobre la rimaya y empezar la vía muy en frío, dado que no llevábamos equipo de invierno. Ambiente alpino total en este lugar de Pirineos.

El primer largo se me hizo bastante duro, dado que además de empezar con mucho frío (no me sentía los dedos de los pies ni de las manos al quedarme los mismos al descubierto para escalar), el largo estaba mojado, sobre adherencia en granito bastante pulido. Reconozco que tuve que agarrarme a uno de los dos clavos raquíticos que había en el largo, dado que si te caías de alguno de ellos me temo que no aguantarían dado el sitio donde están y los años que llevarían ahí. Tampoco pude meter en esta sección nada más que un fisurero del uno que no valía para nada. En resumen que me pegue unos 40 minutos para abrir el primer largo, y como siempre decimos: NO HAS DE CAER. Al final dudamos si seguir o no. Pero decidimos tirar para arriba finalmente dado que en principio teníamos tiempo de sobra.

Alex sube el largo sin problemas, aunque también con mucho frío. Nos fuimos alternando los largos de primero. A partir de aquí la vía fue impresionante, granito de primera calidad, casi limpio de protecciones, con lo cual tenías que ponerlas tú, pero había muchos buenos emplazamientos para friends y fisureros. Ambiente increíble a 3000 metros

Tardamos mucho más de lo que pensamos, dado que además, al no conocer la vía había que ir con mucho cuidado de no perderse, ya que el sitio no era para bromas. Finalmente llegamos a la cima como a las 20:00 “flipando” dado el ambiente y lo aéreo de la vía. Todos los largos tenían sus pasos, pero en roca de primera calidad. Decidimos bajar rapelando, ya no había tiempo para volver andando por el Aneto, que era nuestro plan inicial, que ilusos....Pues bien, el primer rapel, impresionante también, el primer enganchón de las cuerdas. Tiramos entre los dos y logramos sacarlas, uff menos mal.

Segundo rapel, segundo enganchón, esta vez no salían ni “patras”. Tenemos que montar un polipasto para tirar más fuerte, antes de la última solución que es volver a escalar ese largo para recuperarlas. Finalmente me subo un poco desde la reunión para tirar con más fuerza sobre el polipasto, y en un momento dado saltan. Caigo sobre la reunión y me amortigua un poco Alex.
No me hago daño..... Seguimos y seguimos rapelando hasta que volvemos a la rimaya, ya casi de noche y finalmente llegamos casi a las 23:00 al vivac donde nos esperaba Viki, que en ningún momento dudaba de nosotros y no estaba nada preocupada.

Tercer día 9 de Julio. Simplemente recogemos todo, hacemos algo de bloque en nuestros vivacs perfectos y para el valle. Llegamos a la furgo y después de una visita turística por Benasque, emprendemos el largo viaje hacia el Mattertal.

2ª Actividad Zinalrothor (4221 m). arista Se(AD-)

Primer dia 11 de Julio. Partiendo de Zermatt, nos esperan 1600 metros de desnivel hasta el RothornHutte(3200 m). Este viaje hemos decidido intentar hacer todo en estilo alpino. No vamos a usar los refugios, por lo menos los guardados. Es más auténtico y por otro lado son demasiado caros. Por lo tanto tenemos que cargar con la tienda y la comida, además del equipo técnico claro, pero os aseguro que mereció la pena ese esfuerzo, dado que íbamos a nuestro aire en todo momento.

Salimos como a las 12:00, y a las 16:30 ya estábamos arriba (parece que la aclimatación de Pirineos nos ha servido bastante). Justo por encima del refugio había unos cirquitos para poner la tienda inmejorables: nos instalamos y a descansar hasta el día siguiente.

La meteo no era nada segura para estos días, de hecho nada más poner la tienda empieza a nevar intermitentemente durante el resto de la tarde. Pero para mañana se espera que no haya precipitaciones por la mañana. Ya veremos......

Segundo Dia 12 de Julio.  A las 4:00 nos levantamos, y a las 4:30 ya emprendemos la subida. Gran parte de ella la conocíamos Viki y yo de otro intento que no pudimos subir por malas condiciones de hielo en la Binnerplate. Así que esta vez íbamos muy seguros del camino.

Sorpresa que nada más entrar en el primer glaciar, a Alex se le despega parte de la suela de la bota, por suerte pudimos repararla con cinta americana y decidimos seguir a ver como evoluciona.

Este día solo había un par de cordadas que subían un poco antes que nosotros. Llegamos a la primera parte técnica y la hacemos muy fácil debido a que hay mucha nieve y progresamos rápido por un corredor sin problemas.

Al llegar a la Binnerplate empieza el marrón dado que hace un viento frío increíble para esta época, que hace que la sensación térmica esté muy por debajo de 0 grados. El sitio es bastante técnico, una placa bastante vertical y lisa aunque con buen canto de manos. La subimos en ensamble y con los crampones, aunque con mucho frio Llegamos a la cima como a las 11:00, después de una cresta de roca aérea con pasos muy bonitos sobre buena roca; siempre en ensamble.

La bajada de la Binnerplate se hace más complicada de lo que pensábamos debido al frío de nuevo. Hacemos algún rapel y finalmente llegamos a la zona buena donde ya bajamos relajados hasta la tienda a eso de las 17:00.

El tiempo nos ha respetado lo suficiente, por lo menos no ha habido tormentas, y eso que había muchas nubes amenazantes e incluso tuvimos niebla en algunos momentos. Cerca de la cima mucho frío debido al viento. Como no tenemos prisa debido a que vamos a nuestra bola con la tienda, nos quedamos un día más para bajar a la mañana siguiente, disfrutando así de verdad de estas montañas.

Tercer Día 13 de Julio. Bajamos los 1600 m hasta Zermatt, hacemos algunas compras y volvemos a Randa al camping, donde descansaremos un día entero, coincidiendo con una lluvia persistente hasta el mediodía siguiente, que después nos afectaría más de lo que pensabamos. La bota de Alex parece que aguanta, así que decidimos hacerle una reparación más potente, dado que aquí es imposible comprarse unas nuevas, a no ser que seas multimillonario, claro.

3ª Actividad Weisshorn (4505m) Arista E (AD)

Primer Dia 15 de Julio. Ascensión de otros 1500 m hasta el WeisshornHutte (2932 m), de nuevo en estilo alpino.

Esta vez salimos más temprano, como a las 10:00 ya que al no conocer la ruta de subida, queremos reconocer parte de la subida de mañana, para luego no perdernos por la noche. Apenas en cuatro horas estamos arriba, parece que estamos muy bien aclimatados.

De nuevo un emplazamiento inmejorable para la tienda, justo encima del refugio en un parapeto increíble contra avalanchas, jamás he visto un sitio mejor para poner la tienda. Descansamos, y Alex y yo subimos a reconocer parte de la ascensión de mañana. El guarda del refugio, muy simpático nos explica un poco la ruta, y nos dice que está en muy malas condiciones dado que ha nevado bastante durante el verano. De hecho este año solo han subido dos personas según dice.

La normal de este pico no es moco de pavo, está considerada la normal más difícil de los Alpes a un cuatro mil. Siempre muy solitaria y muy larga ascensión. Nosotros no nos ponemos nerviosos; si hace falta como traemos comida de sobra, podemos mañana reconocer y abrir huella en parte de la subida y pasado intentar la cima. En principio parece que subiremos solos, pues no hay nadie más en el refu ni en las inmediaciones. Finalmente llega otro grupo bastante tarde que dormirán también en tiendas. Esta vez la meteo para mañana parece que va a ser más estable

Segundo Día 16 de Julio. Nos levantamos a las 3:00 y a las 4:00 ya estamos subiendo. Parece que van dos grupos por delante nuestra. Dado nuestra buena aclimatación adelantamos rápidamente al primer grupo. El otro grupo parece que sabe bien por donde va (luego pudimos comprobar que conocían el camino), y empezamos la subida del espolón que nos llevará hasta la gran cresta de roca, seguíamos detrás de ellos, aunque sin llegar a verlos nunca, sólo sus huellas en los tramos de nieve.

Esta subida, sin ser muy difícil, presenta una dificultad mantenida de III, en la que hay que ir rápido (siempre en ensamble), dado que son unos 400 metros de desnivel, y luego todavía queda una cresta larguísima también del mismo grado. El problema que tuvimos es que existía una capa de nieve fresca sobre las rocas que hizo que tuviéramos que extremar las precauciones, y tuvimos que hacerla entera con crampones.

Alex se curra toda la subida guiando. Al final, tardamos en llegar al comienzo de la cresta, el Frühstuckplaze, unas 4 horas, como a las 10:30. Paramos a valorar y vemos que no nos va a dar tiempo a acabar la subida, dado que nos queda una gran cresta en las mismas condiciones y finalmente otros 400 metros de desnivel de arista de nieve, y encima luego hay que bajar estas zonas técnicas, que se tarda casi lo mismo que en subir.

Vemos a la cordada (de dos) que iba delante. Han llegado ya a la nieve, e incomprensiblemente para nosotros se dan la vuelta cuando les quedaba en principio lo más sencillo e iban con buen tiempo. Luego nos explicaron que iban muy cansados y que la nieve estaba muy blanda como para que pudieran abrir huella. Nosotros no tenemos otra opción que darnos la vuelta en este punto, de hecho nos cuesta bajar el espolón otras 4 horas, dado que ahora todavía esta la nieve más blanda sobre las rocas y más peligrosa.

La cordada de detrás nuestra van haciendo largos, pufff no llegan ni mañana así....Lógicamente también se dan la vuelta. Finalmente llegamos a la tienda como a las 17:30 y discutimos sobre mañana volver a intentarlo: con nuestra propia huella ya hecha en gran parte de la subida y conociendo la técnica de escalada idónea (nieve sobre roca), parece bastante claro que podremos subir si nos levantamos un par de horas antes. El problema es que si perdemos un día más, ya no nos quedaría tiempo para hacer otra actividad fundamental para nosotros como luego explicaré.

No nos sentimos para nada derrotados, dado que ha sido fruto del desconocimiento de la ruta y de la poca adaptación previa a este tipo de trepada con nieve, ahora si nos sentimos más seguros en ese terreno. Por lo tanto, decidimos no intentarlo más este año y bajarnos tranquilamente mañana a Zermatt, aunque este maravilloso pico, para mi el cuatro mil más estético e impresionante de los Alpes, se queda pendiente para el año que viene.

Tercer Día 17 de Julio. Esta vez tenemos que bajar rápido a Zermatt, para luego directamente dirigirnos a nuestro próximo objetivo: explorar la ruta normal de subida a las Grandes Jorasses, por la vertiente italiana. Esto es muy importante para nosotros, dado que el año que viene tenemos como proyecto intentar el espolón Walker, la bajada es por esta ruta y también es bastante técnica, como veremos ahora.

4ª Actividad Punta Walker (4208m) Via normal (AD)

Primer Dia 18 de Julio. Casi sin descansar el mismo 18 de Julio tenemos que hacer la aproximación desde Planpincieux. Esta vez no llevamos tienda dado que el refugio Boccalate(2804 m) no está guardado, según nos informan en el camping, es decir lo podemos usar en plan vivac, lo que significa que lo tendremos prácticamente para nosotros solos. Parece ser que esta subida es bastante expuesta a la caída de seracs, y por ello han decidido cerrar el refugio para no potenciar este riesgo. A nosotros no nos pareció tan expuesta, excepto en un par de sitios, pero vamos lo normal en este tipo de rutas glaciares.

Esta vez son unos 1200 m, que al ir con menos peso se nos hacen bastante llevaderos: La subida al refugio es muy entretenida en bastantes zonas, pues hay trepadas aéreas, aunque muy bien equipadas con pasamanos y una escalera.

El refugio se encuentra en un contrafuerte rocoso entre glaciares, de los más espectaculares que he visto, con caídas impresionantes debajo de la terraza volada. Nuestra sorpresa fue que había un par de chicos franceses muy jóvenes ya allí, que pretendían subir mañana, lo que nos alegró bastante ya que no iríamos solos. Por otra parte parece que sabían lo que hacían, así que esto era bueno para nosotros. Como llegamos muy temprano, subimos Alex y yo a reconocer parte de la subida de mañana, y esto fue fundamental para encontrar el camino de subida entre grietas del glaciar al día siguiente de noche, ya que con unos prismáticos pudimos intuir bastante bien el camino.

Segundo Día 19 de Julio. Esta vez no queremos quedarnos sin horas, así que decidimos levantarnos a la 1:00 y a las 1:30 ya estábamos andando. Los franceses habían salido una hora antes. La sorpresa fue que al poco de empezar el glaciar, los vemos volver, parece ser que no encontraban el camino entre grietas y seracs. Esta subida se desarrolla en un ambiente muy distinto a los picos que habíamos intentado anteriormente, que eran eminentemente rocosos aunque muy verticales y sostenidos. Aquí había de todo: glaciar muy roto, con grietas y seracs, trepadas también en roca (hasta III) aunque mas cortas, aristas de nieve, en fin la esencia de los Alpes en una sola subida.

Les explico a los franceses que nosotros vamos a intentar encontrar el camino, pero ellos no se encuentran con mucho ánimo y se vuelven al refugio. Sorprendentemente seguimos y encontramos el camino entre un par de grietas y seracs aparentemente fácil, siempre encordados por supuesto por si alguno se colaba.

Esto era lo fácil, como pudimos comprobar mas adelante. Seguimos hasta la arista de roca (Rocher du Reposoir) que supera la barrera de seracs, donde teníamos una trepada de unos 200 metros. Después del Weisshorn, esto nos pareció bastante sencillo, dado que además no había nieve y la técnica del ensamble la teníamos más asimilada. Cuando ya entramos de nuevo en el glaciar nos quedamos impresionados porque un serac de unos 10 metros nos tapaba el paso hacia la cresta que baja del espolón Whymper.

Era evidente, teníamos que escalarlo si queríamos proseguir. Como nos habíamos llevado dos piolets técnicos, no me lo pienso, y con la ayuda de estas magnificas herramientas lo supero sin problemas, solo había una zona de unos 4 metros realmente vertical. Mientras, Alex me asegura en una arista impresionante, preparado para tirarse hacia el otro lado si yo caigo...... Llego a una zona segura, monto reunión y aseguro a Alex y Viki que suben sin problemas con un solo piolet de travesía, sin palabras....

Nos quedamos completamente maravillados del ambiente en el que estamos. Pero todavía nos queda otra trepada de 100 metros antes de poder acceder a la arista que baja del espolón Whymper, el cual no sabremos si tenemos tiempo de subir, ya veremos..... Antes de la trepada, una travesía expuesta por el glaciar y llegamos a un pasamanos que hay montado y nos facilita bastante las cosas. Alex sube guiando, y siempre en ensamble accedemos a la arista, y nuestra grata sorpresa fue que la variante que iba pegada a la misma, entre el glaciar y la arista, esta en muy buenas condiciones y no hay peligro de caída de seracs, los cuales están mucho más a la derecha. Se trata de una subida a media ladera por nieve dura y finalmente un corredor de muchos metros(unos 300) que pasa justo al lado de un gran serac, pero no es expuesto. “Flipamos” con esta última parte, que dado nuestra buena condición física en estos momentos superamos increíblemente rápido, llegando al espolón Whymper a las 10:30.

Contemplamos anonadados la cara norte de las Grandes Jorasses desde arriba, se supone que eso es lo que tendremos que hacer al año que viene......... Hacemos algunas fotos, y decidimos no llegar hasta el espolón Walker, ya que solo nos separa de él una arista fácil, y apenas está unos metros mas alto. Por el contrario, ahora nos espera una bajada espeluznante, sobre todo porque las grietas y el serac que tuvimos que escalar ahora estarán mucho más blandos y por tanto más peligrosos.

Alex empieza la bajada con muchos problemas, por culpa de sus crampones, cuyos antizuecos no funcionan, y eso provoca que tenga que emplearse a fondo para no resbalar. Llegamos al serac, y decidimos que yo los asegure de nuevo desde arriba, para luego destrepar con mis dos piolets. Ahora la cosa es mucho más fea, dado que toda la nieve-hielo parece derrumbarse bajo tus pies, debido al aumento de la temperatura. Alex se curra unos muy buenos escalones e incluso me pone algún seguro, de forma que cuando destrepe tenga algo intermedio en caso de caída. Finalmente pasamos sin ningún percance. Destrepamos el Rocher du Reposoir y volvemos al glaciar, solo nos queda la zona de grietas, antes de estar a salvo, ya muy cerca del refugio.

Podemos comprobar que ahora el paso de las grietas es muy serio, dado que al probar en la primera, me hundo bastante e intuyo que nos podemos colar en cualquier momento. Decidimos que voy a saltar lo más que pueda y Alex y Viki se quedan asegurándome. Salto la mayor distancia que puedo e intento aterrizar dando vueltas para repartir la presión. Funciona y la grieta aguanta; acto seguido ellos realizan la misma maniobra mientras yo aseguro.

Después de pasar otras dos grietas peligrosas, por fin estamos en zona segura, y en otra media hora, llegamos al refugio cansados, pero muy contentos. Son las 17:00, y hemos tardado alrededor de 14 horas.. En resumen, una ruta muy, muy larga, en la que hay de todo, y en la que hay que estar muy atentos a la bajada, dado que con el aumento de la temperatura, el glaciar se puede poner muy peligroso.

En este caso la meteo nos fue inmejorable, dado que no hubo precipitaciones, pero además estuvo bastante nublado, lo que impidió el aumento de las temperaturas. Como volvíamos a ir a nuestra bola, dado que el refugio estaba no guardado, decidimos quedarnos aquí un día más, para disfrutar del momento, en un lugar fantástico, y bajar al día siguiente tranquilamente.

Tercer Día 20 de Julio. Bajamos tranquilamente hasta el Vall Ferret, con la sensación de que el objetivo del viaje ha sido plenamente cumplido. Cruzamos a Chamonix, pagando el impuesto revolucionario del túnel del Mont Blanc y la idea inicial de “acercarnos”a la Mer de Glace y al refugio Leschaux para ver el pie de vía del Espolón Walker, se diluye, entre el mal tiempo reinante en este valle y nuestro cansancio acumulado de 2 semanas casi sin parar. Así q nos quedamos degustando las deliciosas fundee y las tartas de frutas del bosque de Chamonix.

Ya sólo quedan los 2000km de vuelta a casa....hasta el año q viene!..